Valdés habló de Macri, Cristina y anticipó estrategias para el año electoral 2021


El Gobernador respondió todas las preguntas del director de Perfil, Jorge Fontevecchia. Rescató la impronta del expresidente, pero destacó la figura de la actual vicepresidenta, aunque dijo que el mejor de todos fue Alfonsín. 
 

POLITICA - 25-10-2020

El gobernador Gustavo Valdés respondió preguntas del director del diario Perfil. En la extensa entrevista, que se publicó ayer, el mandatario elogia a Cristina Fernández de Kirchner, rescata a Mauricio Macri, y ensalza a Raúl Alfonsín. Lanzó pistas sobre lo que debería hacer la UCR para redimirse de sus errores pasados y anticipó un crecimiento económico en 2021 supeditado a un plan del Gobierno nacional. Aseguró que el electorado votará por los resultados de la gestión de la pandemia.

“Mauricio Macri fue el mejor presidente de la macroeconomía. Trató de acomodar la macroeconomía para que después se acomodara la microeconomía. Fracasó en la economía del día a día, y la gente dijo que necesitaba otra cosa. Alfredo Casero lo definió muy bien. Querían flan, lo que es una síntesis de cómo fue el Gobierno. Estábamos encaminados a salir con un plan que nos podía hacer ver la luz al final del túnel. Quedó en el camino. Cristina Kirchner fracasó por lo mismo. Fracasó por la economía, como muchos de los gobiernos de Argentina. A eso se sumó una grieta que aún no podemos sortear. La grieta siempre aparece. Cristina es una dirigente política brillante, más allá de compartir o no sus ideas. En sus últimos tiempos no tuvimos una dirigente política tan fuerte como ella. Tanto Néstor como Cristina son los dirigentes políticos más fuertes de los últimos tiempos. Incluso, más que Carlos Saúl Menem en aquella década. Pero el más trascendente siempre será Raúl Alfonsín”, dijo Valdés al ser consultado sobre la anterior gestión. 

Sobre la economía, vaticinó un crecimiento. “Si el Presidente presenta un plan que sea claro, se superará la situación. No podemos estar peor. Con una Argentina produciendo, con su capacidad productiva, la situación será mejor”, dijo.

Pero también destacó el malestar de la gente. “Hay mucha gente desilusionada con la clase dirigente de la Argentina. Necesitamos recuperar credibilidad, pero tenemos que ser capaces de mostrar un escenario realmente ventajoso para las empresas, para generar trabajo y riqueza. Mi padre siempre me dice que la única manera de combatir la pobreza es generando riqueza. Si la política no es la que arbitra los medios para conseguir la riqueza y que esa riqueza sea bien distribuida, nadie puede tener un plan político exitoso”.

Sobre la situación financiera de la provincia, sostuvo: “La cuestión económica nos afecta. Por supuesto que nosotros no podemos hacer nada”. 

“Las provincias no tenemos la facultad de emitir recursos, de articular e imponer impuestos a los productos, salvo los ingresos brutos, algo de mínima incidencia. Entonces, para nosotros es difícil controlar la cuestión económica. Sí se nos va a evaluar por la pandemia, por las obras públicas que pudimos hacer, por cómo estuvimos al lado de la gente”. “Qué construimos, qué proyectamos hacia el futuro. Para eso nosotros tratamos ejes. La gente en Corrientes va a seguir acompañando el proceso que llevamos adelante. Es la primera vez que tenemos una provincia ordenada durante mucho tiempo. Históricamente, cuando sobrevenían las crisis económicas, la primera provincia que explotaba era Corrientes”.

“Pese a todo, hubo una suba de salarios hace poco. Estamos con niveles aceptables de salario. Y al mismo tiempo contamos con una política consolidada, pagamos todos los sueldos antes de fin de mes, incluso el aguinaldo. Una política de orden a la que se agrega la obra pública. Proyectamos hacia adelante, trabajamos para el desarrollo, donde estamos innovando y podemos comenzar a mostrar nuestra provincia a la Argentina”.

Respecto a las elecciones 2021, volvió a pedir mesura y paciencia. “Creo que cada proceso tiene su impronta. Incluso, cada nivel tiene su propia impronta, el nacional, el provincial y el municipal. La gente evalúa cuál es la responsabilidad del gobernante más allá de los partidos. Hoy estamos en una crisis de partidos. Por eso, se confía o no. La clase dirigencial en general está subvaluada por la sociedad. Le otorga gran responsabilidad sobre lo que sucede. La pregunta es cuánto más va a durar esta pandemia y qué es lo que hicimos cada uno de los gobernantes. Todo eso va a tener repercusión en las próximas elecciones, tanto en nosotros, que elegimos Ejecutivo, como en todo el proceso electoral argentino. Máxime cuando vamos a tener elecciones distintas. Seguramente vamos a tener el acompañamiento de nuestro electorado para postular cargos.


COMPARTIR ESTA NOTA        


Dejanos tu comentario

GALERIA

Seguinos en Twitter