Postergaron la suba del impuesto a los combustibles y las naftas aumentarían a mediados de mes

Este jueves debían actualizarse los tributos que impactan en los surtidores. Petroleras preparan el tercer incremento en tres meses.

ECONOMIA - 01-10-2020

El Gobierno nacional postergó la suba de impuestos a los combustibles que estaba prevista desde este jueves para el 16 de octubre. Así, el incremento del tributo de hasta un 3,2%, que las petroleras trasladan a los precios de las naftas, llegaría a mediados de mes.

Este jueves debían actualizarse el Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL) y el Impuesto al Dióxido de Carbanono (IDC), ambos con impacto en el precio de las naftas. Sin embargo, el Ejecutivo decidió posponerlo por dos semanas.

"Las circunstancias actuales y la necesaria estabilización de precios ameritan que la actualización del primer trimestre de 2020 entre en vigencia a partir del 16 de octubre de 2020 inclusive y que cualquier otra actualización se suspenda hasta el 1 de diciembre. de 2020 ", establece el texto que lleva la firma del presidente Alberto Fernández, el jefe de Gabinete Santiago Cafiero y el ministro de Economía, Martín Guzmán.

Los montos de ambos impuestos se deben actualizar cada trimestre, puntualmente en enero, abril, junio y octubre, sobre la base del Índice de Precios al Consumidor (IPC) suministrada por el Indec. Pero, en medio de la pandemia y considerando que semanas atrás las compañías petroleras ya aplicaron una suba en promedio de 3,5% en todo el país, el Gobierno decidió postergarla.

Además, el decreto publicado este jueves también suspendió “toda otra actualización hasta el 1 de diciembre de 2020”.

De acuerdo con el IPC elaborado por el Indec, durante el primer trimestre, la inflación acumulada fue del 7,6% y la del segundo 5,2%, totalizando 12,8% de aumento pendiente acumulado. De esta forma, si se hubieran trasladado en su totalidad los aumentos de impuestos, el precio en surtidor debería haberse incrementado hasta en un 3,2% para las naftas y hasta 2,3% en el caso del gasoil.


Congelamiento y postergaciones


Luego de más de nueve meses de congelamiento de precios, las petroleras aplicaron en agosto y septiembre una suba en promedio de 4,5% y 3,5% respectivamente, en todo el país. Los incrementos fueron más altos en el área metropolitana, porque YPF busca equiparar los precios con los del resto del territorio.

De acuerdo con un informe emitido por la Federación de Empresarios de Combustibles de la República Argentina (Fecra), la de ahora es la quinta postergación de subas de impuestos de combustibles implementada por el gobierno de Alberto Fernández. La gestión de Mauricio Macri también había diferido el impuesto durante 2019, como un intento de contener la inflación.

La primera se concretó en diciembre (con el Decreto 103/2019), a causa de la crisis económica y luego de que el Congreso aprobara la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva en el marco de la Emergencia Pública.

En enero, el aumento se frenó con la publicación del Decreto 118/2020, ante “la necesidad de brindar una respuesta inmediata frente a las actuales circunstancias coyunturales y de estabilizar los precios de los combustibles comprendidos en su alcance”.

Al mes siguiente, con la firma de un nuevo decreto (Nº 196/2020) el Ejecutivo prorrogó el incremento del ICL “para estabilizar los precios de los combustibles”, pero no la del IDC. Este último pasó de costar $0,837 por litro a $0,936 en el caso de las naftas y de $0,963 a $1,074 para el gasoil.

En mayo, en plena pandemia y con gran parte de la actividad productiva paralizada, se publicó el Decreto 488/2020, a través del que concretaron la misma medida y además se reinstaló el llamado “Barril criollo” que hizo las veces de precio sostén para la industria nacional ante la baja del precio del barril de petróleo en los mercados internacionales por la baja en la demanda global.

COMPARTIR ESTA NOTA        


Dejanos tu comentario

GALERIA

Seguinos en Twitter