Del campo a la góndola, cinco veces más caro

Según el indice de precios de origen y destino. Los casos más notorios fueron los de la pera (13,3%) y la naranja (12,5%). 

ECONOMIA - 10-02-2020

 Según el indice de precios de origen y destino. Los casos más notorios fueron los de la pera (13,3%) y la naranja (12,5%).
Un informe realizado por la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME) reflejó que la brecha entre lo que pagan los consumidores por los productos que se venden en las verdulerías y lo que invierten los productores agrícolaganaderos del campo fue de un 5,5% en el mes de enero, con una diferencia de más de dos dígitos en el caso de la pera (13,3%) y de la naranja (12,5%) como casos más notorios.

La brecha de precios entre lo que pagó el consumidor y lo que recibió el productor por los productos agrícola-ganaderos en el campo descendió 1,2% en enero. Hubo 13 productos en baja y 12 con alzas de brechas, pero la caída en el valor promedio estuvo empujada por la menor brecha de la cebolla (-38,1%) y del tomate (-21,4%).

La brecha de precios para el promedio de los 25 principales productos agropecuario bajó 1,2% en enero, a 5,05 veces. Hubo un máximo de 13,3 veces en el caso de la pera y un mínimo de 2,29 veces en el pollo. La participación del productor se redujo a 23,5%. 

Algunas frutas y verduras se mantuvieron este último mes en un precio alto, como son los casos de la pera, cuyo valor alcanzó los 90 pesos el kilo, el de la manzana roja, que estuvo a 79 pesos el kilo, o el de la mandarina, con precio de venta de 72 pesos el kilo.

En tanto, el kilo de lechuga se mantuvo a 83 pesos y el del brócoli, a 72 pesos, lo que refleja que, tal como mostró este medio el pasado miércoles, el precio de las "verduras verdes" es el que está en un nivel más alto, por lo que la venta cayó en las últimas semanas. Por último, la naranja se mantuvo a 43 pesos el kilo, el limón a 54 pesos y el tomate a 55, entre los casos más destacados.

Las cifras pertenecen al Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD) realizado por la CAME, a partir del estudio del precio de 500 productos, en un relevamiento sobre nueve provincias argentinas, para conseguir dar con la diferencia entre el monto que paga el productor y el que se paga en góndola.
 

COMPARTIR ESTA NOTA     

GALERIA

Seguinos en Twitter