Los artículos de bebés valen el doble que en EE.UU.

El consumidor estadounidense está acostumbrado a nuevas versiones, lo que hace que la competencia de precios sea constante.
ECONOMIA - 19-11-2019

Ya no sorprende descubrir que un mismo producto es más barato en Estados Unidos que en la Argentina, a pesar del dólar alto. Sin embargo uno de los rubros que más diferencia tiene es el de los más pequeños. Comprar artículos para bebés en el país de Donald Trump, cuesta la mitad que en cualquier shopping local.

“Hay tres motivos que explican esta situación. El primero es que Estados unidos tiene una economía en escala enorme. La mayoría de los productos se hacen en China, y eso genera que el costo de producción sea el más bajo del mundo”, explicó el consultor especializado en consumo Damián Di pace, director de la consultora Focus Market. Pero cuando esos productos llegan a la Argentina, la carga impositiva hace que el mismo valga el doble que en su país de origen.

“El segundo punto que hay que tener en cuenta es que al tratarse de una economía de escala los ciclos de vida son muy cortos”, agregó. Esto significa que constantemente salen nuevas versiones al mercado con mejor tecnología y mayores normas de seguridad en el caso de los cochecitos y butacas para el auto. Es la clave del capitalismo: producir mucho para incentivar el consumo.

“Por último, el tercer factor tiene que ver con el volumen de producción. La única forma de liquidar el stock es bajando el precio con liquidaciones reales”, concluyó Di pace.

En todos los casos se trata de marcas que tienen la licencia en la Argentina, pero son estadounidenses. Gracco, Skip Hop y Carters, estas dos últimas llegaron este año de forma oficial al país.

La diferencia es muy marcada en ropa. Mientras un conjunto de dos bodies con un pantalón cuesta en las tiendas de Carters de Argentina $2100, en Estados Unidos el precio es de $750, una diferencia del 180%. La excusa de quienes comercializan la marca es que al tratarse de productos importados los mismos suben al ritmo de la inflación y la base ya de por sí es más alta por el alto gasto que deben enfrentar en impuestos para traer el producto al país.

Ahora, quienes tienen la oportunidad de viajar al exterior consiguen diferencias más que tentadoras en cuanto a cochecitos, practicunas, butacas para el auto y todo tipo de juguetes. La marca Gracco cuesta la mitad en Estados Unidos que en la página oficial de la Argentina. Y hay que tener en cuenta que la AFIP a fines del año pasado extendió el límite para traer mercadería del exterior sin pagar impuesto de u$s300 a u$s500 por persona por vía aérea.

COMPARTIR ESTA NOTA     

GALERIA

Seguinos en Twitter