Proponen un juzgado exclusivo para casos de violencia de género

El gobernador Gustavo Valdés anunció la decisión de tener magistrados con dedicación completa para intervenir en casos de maltrato doméstico. Profundizan políticas de prevención de agresiones en convenio con el Superior Tribunal de Justicia.
CORRIENTES - 08-11-2019

El go­ber­na­dor Gus­ta­vo Val­dés ex­pre­só su de­ci­sión de “te­ner un pri­mer Juz­ga­do de Vio­len­cia de Gé­ne­ro pa­ra que pue­da tra­tar la vio­len­cia es­pe­cí­fi­ca que es­tá pa­san­do en Co­rrien­tes”. La pro­pues­ta la dio a co­no­cer a la ho­ra del dis­cur­so por la fir­ma de un con­ve­nio en­tre el Po­der Eje­cu­ti­vo y el Su­pe­rior Tri­bu­nal de Jus­ti­cia (STJ) que se ins­tru­men­ta­rá en co­la­bo­ra­ción con el Mi­nis­te­rio de Jus­ti­cia y De­re­chos Hu­ma­nos de la Pro­vin­cia pa­ra pre­ve­nir agre­sio­nes a mu­je­res a tra­vés del uso de dis­po­si­ti­vos de mo­ni­to­re­o, a quie­nes tie­nen me­di­das cau­te­la­res de res­tric­ción pe­ri­me­tral.

El con­ve­nio fue fir­ma­do por Gus­ta­vo Val­dés y el pre­si­den­te del STJ, Eduar­do Rey Váz­quez, pa­ra la im­ple­men­ta­ción del uso de dis­po­si­ti­vos dua­les pa­ra el mo­ni­to­reo de agre­so­res y víc­ti­mas de vio­len­cia de gé­ne­ro y mal­tra­to do­més­ti­co.

La ini­cia­ti­va es­tá en­mar­ca­da en un con­ve­nio an­te­rior fir­ma­do por el Go­ber­na­dor con el mi­nis­tro de Jus­ti­cia y De­re­chos Hu­ma­nos de la Na­ción, Ger­mán Ga­ra­va­no, en sep­tiem­bre.

Su ob­je­ti­vo es pre­ve­nir y re­du­cir si­tua­cio­nes de vio­len­cia fa­mi­liar, ya sea ha­cia mu­je­res o me­no­res de edad.

Ju­ris­dic­ción ex­clu­si­va

Al des­ta­car la co­o­pe­ra­ción en­tre las dis­tin­tas áre­as pa­ra la pre­ven­ción de de­li­tos, en par­ti­cu­lar los de vio­len­cia do­més­ti­ca y ga­ran­ti­zar la pro­tec­ción de las víc­ti­mas, el Man­da­ta­rio ma­ni­fes­tó que se ha­ce ne­ce­sa­rio “te­ner un pri­mer Juz­ga­do de Vio­len­cia de Gé­ne­ro pa­ra que pue­da tra­tar la vio­len­cia es­pe­cí­fi­ca que pa­sa en Co­rrien­tes”.

Val­dés fue más allá, ya que so­li­ci­tó al Po­der Le­gis­la­ti­vo su­mar­se a la ini­cia­ti­va por­que se de­be im­ple­men­tar por ley que de­ter­mi­ne la ma­te­ria, de­sa­rro­lle la le­gis­la­ción es­pe­cí­fi­ca de las in­cum­ben­cias en “un tra­ba­jo en con­jun­to con el Po­der Ju­di­cial, pa­ra que se pue­da ver cuál es la ju­ris­dic­ción, la com­pe­ten­cia, dón­de va a ac­tuar, en­tre otros te­mas”.

En otro ta­mo re­co­men­dó “tra­ba­jar no so­la­men­te con es­te con­ve­nio, si­no tam­bién en los pro­to­co­los de ac­tua­ción. La Po­li­cía de­be­ría sa­ber con cla­ri­dad qué ha­cer an­te es­tos ca­sos y por eso es fun­da­men­tal tra­ba­jar con las fis­ca­lí­as, con los jue­ces, pa­ra que no­so­tros po­da­mos te­ner la cla­ri­dad de que lo es­ta­mos ha­cien­do con to­do el res­pal­do de la ley”.

Gus­ta­vo Val­dés des­ta­có que con la jus­ti­cia pro­vin­cial “te­ne­mos mu­chos ne­xos y tra­ba­jo en co­mún que en la ma­yo­ría de las ve­ces las fron­te­ras no se di­vi­san”.

Al mis­mo tiem­po re­sal­tó que “se ne­ce­si­ta una co­la­bo­ra­ción per­ma­nen­te y cons­tan­te en al­go tan pre­o­cu­pan­te co­mo la vio­len­cia de gé­ne­ro”.

Re­me­mo­ró que “ha­ce po­co tiem­po tu­vi­mos la opor­tu­ni­dad de rei­nau­gu­rar lo que era el 911, en el que in­ver­ti­mos una ci­fra cer­ca­na a los 60 mi­llo­nes de pe­sos” y re­ve­ló que “te­ne­mos ya un mes acu­mu­la­do de lo que ocu­rre y siem­pre son lla­ma­das de ve­ci­nos o in­tra­ho­gar, es de­cir que po­de­mos sa­ber quié­nes son los vio­len­tos, pe­ro hay que ac­tuar pa­ra que la tu­te­la sea efec­ti­va”.

Agre­gó que se ha­ce ne­ce­sa­rio “o­brar en con­jun­to con el Po­der Ju­di­cial pa­ra lo­grar fre­nar esa vio­len­cia que es­tá ocu­rrien­do en los ho­ga­res de nues­tra pro­vin­cia”.

Fue lue­go de esa afir­ma­ción que pro­pu­so a los le­gis­la­do­res avan­zar con la cre­a­ción de un fue­ro es­pe­cí­fi­co pa­ra aten­ción de ca­sos de vio­len­cia de gé­ne­ro, que po­dría con­te­ner he­chos de ma­los tra­tos in­fan­ti­les e in­tra­fa­mi­lia­res.

En otro tra­mo de su dis­cur­so se con­gra­tu­ló por la in­mi­nen­te san­ción del nue­vo Có­di­go Pro­ce­sal Pe­nal de la pro­vin­cia (el ac­to fue an­tes de la se­sión de ayer en la Cá­ma­ra de Se­na­do­res don­de se com­ple­tó la apro­ba­ción de esa le­gis­la­ción. 

Fe­li­ci­tó a los le­gis­la­do­res de to­das las ban­ca­das por­que “hi­cie­ron un tra­ba­jo mi­nu­cio­so, y aun­que de­mo­ró, cos­tó, los co­rren­ti­nos nos ani­ma­mos y lo­gra­mos por pri­me­ra vez cam­biar un có­di­go por no­so­tros mis­mos, que no fue en una in­ter­ven­ción, que no fue pro­duc­to de nin­gu­na otra co­sa que no sea el de­ba­te de nues­tros di­pu­ta­dos y se­na­do­res”.

Tec­no­lo­gía pa­ra pre­ve­nir

A su tur­no el pre­si­den­te del STJ, Luis Eduar­do Rey Váz­quez, des­ta­có al con­ve­nio fir­ma­do co­mo un hi­to re­le­van­te que se su­ma a la in­cor­po­ra­ción de nue­vas tec­no­lo­gí­as pa­ra me­jo­rar las cau­sas ju­di­cia­les cen­tra­das en la vio­len­cia do­més­ti­ca.

“Sa­be­mos que la vio­len­cia es un fla­ge­lo al cual no so­mos aje­nos y que pue­de ser abor­da­do des­de di­fe­ren­tes pers­pec­ti­vas. Aquí lo que se bus­ca es re­a­li­zar un ade­cua­do se­gui­mien­to pa­ra evi­tar rei­te­ra­cio­nes de si­tua­cio­nes crí­ti­cas”, ex­pre­só.

“Es­tos dis­po­si­ti­vos pro­por­cio­nan in­for­ma­ción de si las me­di­das de res­tric­ción dis­pues­tas por los ma­gis­tra­dos se cum­plen o no. No erra­di­ca la vio­len­cia pe­ro cons­ti­tu­ye una he­rra­mien­ta de con­trol efi­cien­te e in­me­dia­to de de­tec­ción de irre­gu­la­ri­da­des”, afir­mó.

Ma­ni­fes­tó su pre­o­cu­pa­ción por el au­men­to de los ca­sos de vio­len­cia do­més­ti­ca que se tra­mi­tan me­dian­te el área de es­ta­dís­ti­ca del Po­der Ju­di­cial y en ese sen­ti­do ma­ni­fes­tó que es­tos dis­po­si­ti­vos per­mi­ten for­ta­le­cer el tra­ba­jo de los ope­ra­do­res de jus­ti­cia.

El con­ve­nio im­pli­ca ade­más el de­sa­rro­llo de ca­pa­ci­ta­cio­nes pa­ra ma­gis­tra­dos, fun­cio­na­rios y em­ple­a­dos ju­di­cia­les so­bre la te­má­ti­ca, en tan­to el Po­der Eje­cu­ti­vo, por su par­te, de­be­rá co­mu­ni­car al Po­der Ju­di­cial los in­for­mes que re­a­li­ce la Pro­vin­cia a la Na­ción.

Esos in­for­mes es­ta­rán vin­cu­la­dos a da­tos re­la­cio­na­dos so­bre el uso, es­ta­do, trans­gre­sio­nes de­tec­ta­das y de­más fac­to­res re­la­cio­na­dos con la im­ple­men­ta­ción del ser­vi­cio en el ám­bi­to de su ju­ris­dic­ción.

En esa ins­tru­men­ta­ción se­rá esen­cial la par­ti­ci­pa­ción del Mi­nis­te­rio de Jus­ti­cia que con­du­ce Bue­na­ven­tu­ra Duar­te a tra­vés del Cen­tro de Aten­ción Ju­rí­di­co In­te­gral pa­ra Víc­ti­mas de Vio­len­cia de Gé­ne­ro, a car­go de Da­nie­la An­draus.

Diario época

COMPARTIR ESTA NOTA     

GALERIA

Seguinos en Twitter