Diego Maradona: "Cuando salí a la cancha, sentí que se me iba a reventar el corazón"

El flamante entrenador brindó una conferencia de prensa y brindo con un energizante "por un país mejor". Y la hermana de Cristina Fernández le regaló un rosario.
DEPORTES - 09-09-2019

"No quiero ser un llorón pero cuando salí a la cancha sentí que se me iba a explotar el corazón", comenzó Diego Armando Maradona visiblemente emocionado. Además de las lágrimas se lo vio de muy buen humor y respondió todas las preguntas que la prensa le realizó en el salón de un hotel céntrico de la ciudad de La Plata.

La charla tuvo todo tipo de matices: habló de Villa Fiorito, de la crisis económica que atraviesa nuestro país, el Mundial de Estados Unidos 1994, sus compañeros de esa Selección,Lionel Messi y hasta le envió un saludo entre lágrimas a Claudio Paul Caniggia. 

A continuación, las principales declaraciones del ídolo máximo del fútbol mundial; 

"Hoy me sentí en el cielo. Sentí que hablaba con mi mamá" 

"Yo, como hoy dije, no soy mago. No prometo nada. Pero no nos queda otra: tenemos que trabajar y laburar", aseguró respecto a  la dificil situación en la que se encuentra el club 

"Dije cosas de (Chiqui) Tapia que no cayeron bien, pero hoy que soy parte del fútbol argentino, estoy dispuesto a hablar con él"

"Con Gimnasia en primera, no se si el presidente me va a renovar"

"La cancha siempre fue el desahogo de los domingos. Pero hoy lo mueve la brutalidad"

"Hay que darle tranquilidad para que vaya a la cancha, que no se tenga que tirar abajo de un colectivo para poder ir a ver el partido"

"Vamos a confiar en todo el mundo mientras podamos trabajar con tranquilidad".

"Después de dirigir a la Selección en el Mundial, no sentí vergüenza. pero sentí que la gente queria que yo los volviera a elegir. Perdí mucho tiempo en recuperarme y en querer volver a una cancha".

"Yo agarré al mejor Messi. Se pasaba de a cinco jugadores. Le expliqué como pegarle a la pelota con todo el pie. Le decía 'ya te va a salir'".

"Lo del dopping del '94 no se lo cree ni un pibito de 5 años. Tenían que vender entradas, clasificó Argentina y después me limpiaron" 

En plena crisis de Argentina, Diego  se animó a analizar la situación actual y aseguró que "cada vez que queremos sacar la cabeza, o se afanan una cosa o se afanan otra. Yo le empecé a pegar a la pelota a los cinco años en Fiorito y hoy con 59 años, no ha cambiado nada. La gente está haciendo estragos para llegar a fin de mes".

"Me vinieron a tentar de clubes que estaban más arriba en la tabla y les dije que no. Sería maravilloso jugar siempre en El Bosque".

"Mientras sea futbol jugado en la cancha, no le tengo miedo a nada".

COMPARTIR ESTA NOTA     

GALERIA

Seguinos en Twitter