Macri y Abdo Benítez dejaron inaugurado el paso fronterizo entre Ituzaingó y Ayolas

Los presidentes de Argentina y Paraguay encabezaron la apertura de la nueva conexión terrestre que utilizará la estructura de la represa Yacyretá para poder pasar de lado a lado la frontera.
POLITICA - 23-08-2019

El lugar estará habilitado todos los días entre las 9 de la mañana y las 19 y será utilizado únicamente por automóviles. No podrán cruzar camiones, colectivos ni motocicletas. Los mandatarios coincidieron en la importancia estratégica del nuevo cruce.

Los presidentes de Argentina, Mauricio Macri y de Paraguay, Mario Abdo Benítez, encabezaron el acto de inauguración del nuevo paso fronterizo entre ambos países por la represa Yacyretá que unirá las localidades de Ituzaingó, en la provincia de Corrientes y Ayolas, en el departamento de Misiones.  El cruce era un viejo anhelo de los pobladores de la región que mantienen estrechos lazos culturales y sociales debido a la gran cantidad de personas que tienen familias en ambos márgenes del río Paraná.

El acto tuvo lugar en la sala de máquina de la imponente estructura y contó con la presencia de funcionarios nacionales, provinciales y municipales, entre ellos los gobernadores de Corrientes, Gustavo Valdés y de Misiones, Paraguay, Carlos Arrechea Ortíz. El convenio por el cual se habilitó el paso fue rubricado por los cancilleres Jorge Fourie, de Argentina y Antonio Rivas Palacios, del vecino país.

Durante su discurso, Macri señaló que el nuevo paso fronterizo potenciará el desarrollo de la región a través de sus lazos culturales, además del turismo que se verá beneficiado porque se acortarán las distancias. “Juntos tenemos más posibilidades de salir adelante, de crecer, de vivir mejor. Los que trabajamos en política debemos trabajar para ayudar a que la gente viva mejor  y este es un precedente muy importante.Hoy tenemos un gran ejemplo un gran ejemplo”, afirmó el mandatario al recordar que la apertura del paso era un reclamo histórico. “Cuando asumimos nos dijeron que no se podía usar y les dije a los encargados que encontraran las forma de poder hacerlo”, señaló.

En ese sentido, el presidente avisó que a partir de ahora comenzará una nueva dinámica en la forma de relacionarse entre los pueblos porque ya no existe un impedimento geográfico que impida unir energías a paraguayos y argentinos. “Nos decían que no se podía y acá estamos juntos, en la apertura de esta obra maravillosa que para mí es muy especial debido a que mi padre (Franco Macri) fue uno de los que trabajó en la construcción de la represa por aquellos años”, se emocionó.

Macri afirmó, para finalizar, que la obra del brazo Añá Cuá le dará un salto de calidad a la represa y señaló que los recursos de los estados están bien invertidos. “Cuanto más energía generemos, tenemos más posibilidad de crecer”, finalizó.

En tanto el presidente de Paraguay, Abdo Benítez, resaltó el paso que dieron los dos países y reveló, sin más precisiones, que consiguieron un consorcio de empresas para ejecutar las obras en Añá Cuá por un monto de 200 millones de dólares menos de lo que se tenía previsto. “Creo que vale la pena señalar que ya se ha culminado el proceso de licitación para maquinizar el brazo Añá Cuá por 200 millones de dólares menos al precio estimado para el costo de la obra. Eso también demuestra un gran compromiso por parte de ambos directores”, afirmó en referencia a Martín Goerling, presidente de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY) por Argentina y su par paraguayo, Nicanor Duarte Frutos.

Abdo Benítez además destacó y puso como ejemplo del trabajo en conjunto el acuerdo alcanzado entre el Mercosur y la Unión Europea que, señaló, traerá beneficios para toda la región. “Es una prueba de que el camino que estamos transitando hacia la apertura de la integración, el liderazgo y trabajo en equipo de trabajo dan sus frutos”, agregó.

SGF y DAL

COMPARTIR ESTA NOTA     

GALERIA

Seguinos en Twitter